jueves, 26 de noviembre de 2009

LA VENUS DE LAS PIELES





LA VENUS DE LAS PIELES
SACHER-MASOCH, LEOPOLD VON
TUSQUETS EDITORES 1993
ISBN: 9788472236806
Colección: LA SONRISA VERTICAL
Nº Edición:1ª ED. Año de edición:1993





Sinopsis:
El protagonista, Severin von Kusiemski, cuenta la historia de su relación con Wanda von Dunajew, al narrador de la historia, después de que éste a su vez le contara su conversación en sueños con una Venus cubierta de pieles, posiblemente inspirada por el cuadro colgado en el despacho de Severin, que retrata a ésta Venus y su sirviente. Severin cuenta como se había enamorado de una mujer, Wanda von Dunajew, a la que extorsiona para conseguir que le trate como su esclavo, en formas cada vez más humillantes: “El dolor posee para mí un encanto raro, y que nada enciende más mi pasión que la tiranía, la crueldad y, sobre todo, la infidelidad de una mujer hermosa”. Wanda, enamorada, aunque reluctante acepta su petición: “Tengo miedo de no poderlo hacer; pero lo ensayaré por ti, bien mío, a quien amo como nunca amé a ninguno”. Severin describe sus sensaciones durante esta etapa como "suprasensuales".
Llaman la atención los detalles fetichistas como la vestimenta de cuero o piel asociada a la dominación e incluso la firma de un contrato de sumisión. Por otro lado, Severin convence a Wanda para que le sea infiel, pues considera que no hay castigo mayor para un hombre que ese. La relación toca a su fin cuando en una de sus infidelidades Wanda encuentra un hombre por el cual le gustaría dejarse dominar.
Wanda, dubitativa al principio, se va corrompiendo progresivamente por la sexualidad masoquista de Severin, hasta el punto de disfrutar con lo que anteriormente la turbaba: “Es usted un corruptor de mujeres, Severin”.
Comentarios:
Todo un clásico que no podía faltar en nuestra biblioteca.
"Hoy es sabido que la peculiar relación amorosa de Sacher-Masoch con Fanny von Pistor fue la que le inspiró La Venus de las pieles. En uno de los Apéndices a esta edición íntegra, en la siempre inspirada traducción de Andrés Sánchez Pascual, destinada a ser ya tan clásica como la propia novela, el lector podrá encontrar, como testimonio de ello, el contrato por el cual «el señor Leopold von Sacher-Masoch se compromete a ser el esclavo de la señorita Von Pistor y de satisfacerla en todos sus deseos por un período de seis meses» y que entró en vigor en diciembre de 1869. Más tarde, firmó también otro acuerdo semejante con AuroraRümelin, quien en 1873 se convirtió en su mujer y, con el seudónimo de Wanda, escribió años después unas memorias que dan cuenta de la extraña relación que la unió a su marido hasta su separación en 1886 y de las que, en los Apéndices, reproducimos el fragmento que los relaciona a los dos con Ludwig II de Baviera.
El lector podrá encontrar en La Venus de las pieles, convertida hoy en obra de referencia obligada para quien quiera ahondar en los abismos de la sensualidad humana, toda la constelación de símbolos que han pasado a definir el llamado «síndrome» masoquista : fetiches, látigos, disfraces, tejidos y texturas especiales, humillaciones, castigos y, por supuesto, la inmutable presencia de una terrible e implacable frialdad."

2 comentarios:

Dionisos69 dijo...

Muy buena novela eròtica. Asì como los cuentos del mismo autor.

Cristián Kristian . dijo...

hE LEIDO A este autor, y en particular esta novela y puedo decir, sin desconocer que es un clásico del género que es una soberana porquería. Como para dormir una siesta.